• CASA VAINILLA

La robotización en el mercado laboral


Cuando imaginamos el futuro pensamos en maquinas inteligentes que harán el trabajo que nos desagraden, volaríamos en naves y una computadora inteligente nos dirá cuales son nuestras tareas.

Pero entonces ¿Que haremos nosotros?

La tecnología ha reemplazado nuestros músculos, nuestras manos por maquinas de ensamble y ahora ¿Es posible que reemplace nuestro cerebro?

Existen inteligencia artificial que aprende por si solas, como las desarrolladas por Google que aprendieron a jugar a un juego milenario llamado Go y que un robot programado le ganó al campeón mundial.

En la economía actual donde abunda la virtualidad y los productos intangibles tienen más valor que los tangibles la mano de obra humana va hacia una encrucijada.

Se calcula que en nuestro país calculan que 2 de cada 3 empleos pueden ser robotizables y que el mercado del trabajo cambiará no en unos 20 años sino en 10 . Pero ¿Estamos preparados? Obviamente no.

¨2 de cada 3 empleos pueden ser robotizables y que el mercado del trabajo cambiará no en unos 20 años, sino en 10¨

Todo este cambio de paradigma se topará con estructuras institucionales detenidas en el tiempo que son reacias a este cambio como la educación formal que transita por una crisis hace décadas en nuestro país.

A medida que la robotización vaya avanzando va a ir desplazando a quien no se adapte, no porque no quiera, sino por la falta de formación que el mismo Estado no le proporcionó. Es inminente entonces el crecimiento de la pobreza estructural.

Los gobiernos parecen no inmutarse ante este debate, les resulta lejano. Muchos de ellos, como Argentina, optan por las recetas de los organismos internacionales que proponen la reducción del costo laboral, el costo de la seguridad social y el costo de la seguridad empresarial, como requisitos para la llegada de inversiones.

Con las inversiones llegará la competitividad dicen los ortodoxos y apuestan a esto en vez de enriquecer el ¨capital humano¨ para la innovación. O sea apostar a la educación que nutra la creatividad y el aprendizaje continuo.

NO HAY TAL PLAN

No existe un plan estratégico para amortiguar la venida de la robotización y aunque haya quienes resistan a la implementación de la tecnología esta es un hecho.

Los gobiernos locales se encuentran dispersos y poco voluntariosos para desarrollar un plan que traspase sus gobiernos. Las exigencias de los grupos de poder como los sindicatos están detenidos en la cuestión salarial, no menos importante claro, pero muchos no han planteado este problema hacia sus adentros.

Resulta necesario exigir y discutir el problema de la robotización en los ámbitos académicos desarrollando planes estratégicos que incluyan la amortización de la perdida de empleo y la innovación en la educación para que los jóvenes del futuro no sólo vean este avance desde afuera sino que sean protagonistas en las tecnologías que desarrollen bienestar para la sociedad y no miseria y hambre.

#trabajo #robotización

0 vistas

LISTA DE CORREOS

©2018 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now