• CASA VAINILLA

¿UNA OLA AMARILLA?


¿Cubre al país y la provincia? No tanto, ni tan poco. Si nos atenemos a los números fríos el macrismo y sus aliados radicales no tendrán mayoría propia y automática en el Congreso Nacional como tuvieron Menem y los Kirchner.

Pero es evidente que había una gran porción de la ciudadanía, que había tomado a las Paso como lo que son en realidad: una broma y por lo tanto no habían ido a votar. Y este domingo último, que fueron las elecciones en serio, fueron a votar, en su gran mayoría al color amarillo. Y creo, que en su gran mayoría eran jóvenes, que fueron los ausentes de las PASO.

Si bien la profundidad de este análisis les corresponde a los sociólogos con métodos científicos, en principio podría decirse que esos ciudadanos votaron lo seguro: un gobierno con el que podés estar de acuerdo o no pero que aparentemente sabe hacia donde quiere ir. En contraposición no quisieron votar a una oposición, no sólo fragmentada, sino contrapuesta entre sí y sobre todo sin una figura que sobresalga como aglutinante.

Cristina Kirchner, inteligentemente, dio sólo la batalla en la provincia de Buenos Aires y en su discurso de festejo, dijo que su partido recien arrancaba. Recuerdo que cuando conformó, primero el Grupo de los 8 diputados y luego el de los Veinte, todos contra Menem entonces presidente, tuvo palabras más o menos similares. Afuera del país, todavía no pueden entender como una ex presidenta con tantas causas judiciales pudo ser candidata y electa representante de un distrito en el cual no vive. Pero la politica argentina tiene muchísimas de esas “rarezas” desde hace muchísimo tiempo.

Pero la propuesta de Cristina, como la de toda la oposición, fue centralmente frenar al macrismo. Es decir, un mensaje a la defensiva que es muy dificil de visualizar como salida a los problemas diarios y concretos que tiene la ciudadanía y sobre todo no se visualiza un futuro inmediato y mediato.

La gente sabe que con estas elecciones pudo marcar un sentido, una orientacion, no es un cheque en blanco. Si los triunfadores lo toman como un cheque en blanco, se equivocan de cabo a rabo. A los que sueñan con un continuismo, les diría que no se apresuren. Lo primero es lo primero: tienen que gobernar bien y para todos. Los sueños, sueños son, dijera Calderón de la Barca.

En La Rioja, más allá del “auto pase” que hizo el intendente Paredes Urquiza a las filas del oficialismo nacional, la diferencia de votos lograda en la Capital no es mérito de una persona sola. El macrismo jugó bien políticamente apoyándolo directamente. Pero también será tarea de los sociólogos determinar si el resultado en la capital riojana es a favor de Macri-Martínez- Paredes y en qué proporción o si es un castigo al gobierno provincial o a la conducción justicialista de Beder-Casas.


Ahora comenzará una etapa de depuración dentro del justicialismo que habrá que ver hasta que punto afecta al gobierno del contador Casas. Por que ya otras veces se habló y se planteó la tan mentada renovación y finalmente las caras visibles siguen siendo las mismas en el partido de gobierno provincial.

La defección de Teresita Luna a último momento, bien podría haber favorecido a Kelo De Leonardi, que abreva en el kirchnerismo antiBeder. Pero si vemos la trayectoria histórica del dirigente comunista docente, siempre osciló en esa cantidad de votos a la hora de los comicios. Y Kelo es el más visible. Los otros partidos de izquierda tendrán que seguir en su tenaz lucha para ser reconocidos como opción. Pero esto es motivo de otro análisis.

#elecciones #MACRI #SERGIOCASAS #APU

0 vistas

LISTA DE CORREOS

©2018 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now